RSS

Archivo de la categoría: Roma

CIVILIZACION ROMANA

Orígenes:

La ciudad de Roma, actual capital de Italia, tiene una historia que se remonta a miles de años atrás. Respecto de sus orígenes existe una leyenda la cual señala que habría sido fundada por Rómulo y Remo, descendientes de un héroe troyano llamado Eneas. Las investigaciones históricas señalan, en cambio, que los orígenes de Roma son inciertos, y que seguramente un grupo de aldeas (siete en total) pertenecientes al pueblo latino formaron una federación defensiva, el septimontium, dando origen a la ciudad en el año 753 a. de C. a orillas del río Tíber. Este núcleo se convirtió en un centro comercial, que empezó a crecer alrededor de una plaza principal: el Foro. Pero su valor estratégico y económico atrajo a los etruscos, que impusieron su dominio y dieron forma a la ciudad al dotarla de murallas, planificar sus calles y sanear los valles pantanosos.

Etapas de la Historia Romana:

Tradicionalmente la historia de Roma se ha dividido en tres grandes etapas:

A). Monarquía (753 a. de C. al 509 a. de C.).

Se inicia con la fundación histórica de Roma abarcando el gobierno de siete reyes, los tres últimos de origen etrusco. El rey era elegido vitaliciamente, tenía el mando militar, judicial y religioso. Asesorando al rey se encontraba el Senado, Integrado por 300 miembros elegidos entre los jefes de las familias patricias o nobles. Finalmente estaba la Asamblea (Comicios) de ciudadanos formada exclusivamente por patricios que elegía al rey y votaba las leyes.

Esta época terminó cuando los patricios, con el apoyo de la plebe, expulsaron al último rey etrusco: Tarquino el Soberbio, poniendo fin a la dominación etrusca y a la monarquía.

B). República (509 a. de C. al 31 a. de C.).

En esta fase se estructuraron las instituciones políticas romanas y el rey fue reemplazado por dos cónsules. En los primeros tiempos republicanos, las familias aristocráticas continuaron ejerciendo el poder privilegiadamente. La Inquietud reinante desencadenó un movimiento plebeyo que pedía una serie de derechos en los más diversos ámbitos. En el aspecto social y económico aspiraban a una mayor flexibilidad en el régimen de deudas; en el ámbito jurídico, la redacción de un código y la autorización de matrimonios mixtos; en política, el acceso al consulado y a las otras magistraturas, la entrada al Senado y el reconocimiento legal de los plebiscitos; y en lo religioso, el acceso a los cargos sacerdotales. Tras una serie de amenazas los plebeyos consiguieron concretizar sus aspiraciones de manera que la República derivó hacia una forma más popular. Sin embargo la democracia no llegó a conocerse en Roma, pues las conquistas que la hicieron dueña de Italia y del Mediterráneo (entregándole enormes riquezas) produjeron un debilitamiento de los principios en que se sostenía la República, desencadenándose una grave crisis con violentas guerras civiles. Esta fase se cierra con un período de dictaduras militares que concluyeron con el gobierno de César y Octavio.

Julio César, Pompeyo y Craso, habían formado el primer triunvirato. Luego César, siendo nombrado cónsul marchó a la conquista de Galia, empresa que le dio prestigio, mando militar y dinero. Al regreso, eliminé el triunvirato e instauró la dictadura como cónsul vitalicio. Su gobierno fue próspero: creó talleres de trabajo, levantó monumentos, protegió abs artistas, redujo la autoridad del Senado, fundó colonias y distribuyó gratuitamente tierras y trigo a los proletarios. Finalmente temeroso de su gran autoridad, el Senado conspiró contra él y lo hizo asesinar a puñaladas en marzo del año 44 a. de C.

El segundo triunvirato constituido por Marco Antonio, Octavio y Lépido, se Instaura inmediatamente después del asesinato de César. El poder en este caso es detentado por los dos primeros. Sin embargo mientras Marco Antonio descuida los intereses de Roma para favorecer las ambiciones de la reina egipcia Cleopatra, Octavio logra nuevas conquistas y el apoyo del Senado. Estalla la guerra contra Egipto, Antonio es derrotado y Cleopatra se suicida quedando Octavio como dueño del poder-

C). Imperio (31 a. de C. al 476 d. de C.).

Este período de la historia de Roma se extiende desde que Octavio vence a Marco Antonio en la batalla de Accio, el año 31 a. de C., hasta la caída del Imperio Romano de Occidente en el 476 d. de C.

Octavio acabó con una época de grandes luchas y fue distinguido por el Senado con el nombre de “Augusto”, que significa el majestuoso o venerable. Su gobierno que se extiende formalmente desde la año 27 a. de C. hasta el 14 d. de C., fue conocido como el Siglo de Oro de Augusto por la gran paz y prosperidad que lo caracterizaron. Octavio gobernó con los nombres de Emperador (por ser el jefe del ejército), César (por su padre adoptivo Julio César) y Augusto (título honorífico). Se cuidó de no ser elegido rey, manteniendo las instituciones de la República.

Aunque concentraba todos los poderes por los cargos que detentaba (Pontífice Máximo, Imperator, Cónsul, Censor y Tribuno), se hizo asesorar por el Senado tranquilizando así a los partidarios del antiguo régimen republicano.

La gran tranquilidad que dio Augusto a Roma, perduró a lo largo de los dos primeros siglos d. de C. y fue conocida corno la Pax Romana. Durante este período se produjo un gran desarrollo. Se crearon numerosas calzadas que facilitaban la comunicación entre las distintas zonas del Imperio. Se construyeron acueductos y obras de ingeniería. Se fundaron numerosas ciudades, y floreció el comercio tanto dentro del Imperio como en el exterior. De África se traían esclavos, marfil y oro; del Norte de Europa pieles, esclavos y madera; y de Oriente sedas y piedras preciosas. Roma se convirtió así en una gran metrópoli, con más de un millón de habitantes y grandes edificios.

A partir del siglo III d. de C. el Imperio entró en una crisis política, social y económica. La amenaza de los pueblos germánicos hizo necesario reforzar el ejército. El imperio cada vez más extenso se hizo difícil de gobernar, se sucedieron las disputas políticas. Finalmente en el año 395 d. de C. el emperador Teodosio dividió el Imperio entre sus hijos: Occidente para Honorio y Oriente para Arcadio. El último emperador occidental fue depuesto por los bárbaros el año 476 d. de C.

Sociedad:

En sus inicios, la sociedad romana estuvo formada por dos grupos bien diferenciados: los patricios y los plebeyos. Los patricios se consideraban descendientes de los fundadores de la ciudad y eran dueños de las mejores tierras. Estaban organizados en grandes familias, cuyos miembros estaban unidos por un antepasado común y debían respeto y obediencia a su jefe el Pater Familia. Eran los únicos con derechos políticos.

Los plebeyos, en general, pequeños propietarios, artesanos y comerciantes, no podían participar en los cultos religiosos públicos ni en las decisiones políticas. No tenían igualdad civil con los patricios ya que, por ejemplo no podían casarse con miembros del grupo superior.

Algunos plebeyos se ponían bajo la protección y autoridad de una familia patricia y formaban parte de ella en calidad de dependientes. Eran los llamados clientes.

Otro grupo social de Roma primitiva eran los esclavos, generalmente prisioneros de guerra o campesinos que se habían endeudado y que al no poder pagar sus obligaciones, se convertían en esclavos de sus acreedores.

Gran parte de la historia interna de la República romana trata de la larga lucha de los plebeyos por ampliar sus derechos y conquistar el acceso a los cargos que monopolizaban los patricios.

Con la incorporación paulatina de las provincias y la creación del Imperio la economía y las relaciones sociales sufrieron Importantes modificaciones. En el ámbito social, además de los esclavos, surgen ahora tres grandes sectores: los “optimates” (ricos), un sector mediano de campesinos y artesanos, y el proletariado, grupo social sin más riqueza que su “prole”.

Legado Cultural

A). El Derecho. Los romanos fueron grandes legisladores que dieron al mundo un sistema de leyes único, basado en la justicia y en la razón. Distinguían entre el Derecho Publico, que regulaba las relaciones entre el Estado y el ciudadano, el Derecho Privado, que normaba las relaciones entre los ciudadanos, y el Derecho de Gentes, que establecía las relaciones entre los distintos pueblos.

En un comienzo, el Derecho Romano era un conjunto de sentencias, y al parecer, el primer texto legal escrito fue la Ley de las XII Tablas (siglo y a. de C.). Sólo en el siglo VI d. de C. el emperador Justiniano ordenó su compilación y codificación, con lo cual el Derecho Romano se convirtió en una fuente del derecho del mundo contemporáneo.

B). La Lengua. El latín era la lengua oficial del gobierno y la administración romana. Se extendió por todo el Imperio. Durante la Edad Media fue la lengua oficial de distintos Estados occidentales. Se convirtió en el idioma oficial de la Iglesia Católica y se mantuvo como la lengua culta hasta el siglo VIII. Idiomas como el castellano, portugués, francés, italiano y rumano, derivan de él.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 31 julio, 2010 en Roma